Confirmación

Después de dos años de preparación, damos gracias a Dios por el proceso de crecimiento que hemos vivido. Porque sentimos que es Él quien nos ha llamado a ser testigos de su evangelio en nuestras vidas.

El compromiso que hoy hemos adquirido es el fruto del camino recorrido en estos años: desde la primera sesión de Confirmación hasta la última con el sacramento de la Confesión, pasando por talleres de oración llenos de lágrimas, que nos hicieron caer en la cuenta del sentido profundo de nuestra vida; y que nos permitieron pararnos, reflexionar y descubrir qué imagen de Dios teníamos cada uno.

Sabemos, sin embargo, que el paso del tiempo nos traerá dificultades, pero hemos aprendido también que el Señor, presente en nosotros a través de su Espíritu cuidará de cada uno.

No podemos dejar de dar gracias a esta pequeña y a la vez gran familia en que nos hemos convertido. Gracias Señor, por todos los que nos han acompañado en este camino, a lo largo de las diferentes sesiones de Chanon y de catequesis de Confirmación. Gracias por su dedicación, entrega y paciencia.

Gracias Señor, por nuestras familias, por ser impulso y apoyo, por educarnos en el seguimiento de Jesús en este colegio desde hace 15 años.

Por último, ponemos nuestra vida y la de todos los que nos han acompañado en este proceso en las manos de María, que ella sea luz en nuestra caminar, que nos lleve hasta su Hijo.

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.